Ti racconto la mia storia a Vicenza con un tweet / Te cuento mi historia en Vicenza con un tuit.

Mi primer vicentino cabezón

Muchas otras veces he conseguido enseñar español.

Pero, ¡qué complicado! A veces.

Una vez tuve un estudiante al que yo llamé Einstein.

Para él aprender español era traducirlo todo a fórmulas matemáticas.

Por ejemplo, la siguiente frase:

“¿____________alguna silla en casa?”

¿Es con “está” o “hay”?

Para Einstein, la frase se transformaba en:

“está” igual a X,

y

“hay” igual a Y.

Por lo tanto, como la regla-fórmula establecía que X más “alguna” era incorrecto e Y más “alguna” era correcto, es decir,

X + alguna = incorrecto

Y + alguna = correcto

para Einstein estaba clarísimo que la respuesta correcta debía ser: ¿___”Y”____alguna silla en casa?

e “Y” se iluminaba en su cabezón.

Solo unos segundos después (interminables y en los que te preguntabas qué diablos estaba pensando) pronunciaba:

HAY.

Y tú aprendías

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...