Solo 3 palabras pero qué 3 palabras

Hay una expresión en español, por lo menos en España, muy común, quizá demasiado corriente.

Solo es de 3 palabras: de p… madre. Y una de ellas, la del centro, es la que le otorga toda su contundencia.

A pesar de esa palabra, esa expresión no ofende, más bien expresa algo maravilloso, extraordinario, fantástico, genial, etc.

Pero, como es sabido o ¡debería saberse!, que indique algo maravilloso, extraordinario, fantástico, genial, etc., depende de la primera palabra, de la más corta, de la única preposición, es decir, de la “de“.

Por todo eso, este español en Vicenza todavía recuerda aquella tarde de verano, de un sábado veraniego y caluroso en la que caminando por la abarrotada calle mayor de Vicenza, se topó con Gaudí.

Sí… bueno no, no era el famoso arquitecto barcelonés en carne y hueso, era solo su nombre imprimido en la parte posterior de una camiseta blanca. Me llamó la atención que Gaudí estuviera tan en boga, sobre todo, para un jovenzuelo vicentino con tejanos raídos, zapatillas de deporte blancas y pelo rubio rapado en la nuca que conversaba animadamente con sus congéneres.

Pero Gaudí desapareció cuando ese chico, como si hubiera notado mi interés, se dio la vuelta.

En su blanca camiseta palpitaban esas 3 palabras aunque la primera y más provocadora era un adjetivo, concretamente posesivo y de segunda persona para más inri, o sea, que se dirigía a mí , esa palabra era un “tu”.

Y yo me detuve en seco.

Medio segundo después una fuerza irresistible me empujó hacia ese jovenzuelo para explicarle esas 3 palabras…

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...